Un guerrero siempre debe tener presente que un camino sólo es un camino; si siente que no debería seguirlo, no debe permanecer en él bajo ninguna circunstancia. Su decisión de mantenerse en ese camino o abandonarlo debe estar libre de miedo o ambición. Debe observar cada camino cerca y de manera deliberada. Y hay una pregunta que un guerrero tiene que hacerse, obligatoriamente: ¿Tiene corazón este camino?

Juan Matus