Es una modalidad de lavaje intestinal que se realiza por medio de un aparato específicamente diseñado para ello, una forma de limpieza y sanación intestinal que viene aplicándose con éxito desde hace años en USA y diversos países de la Comunidad Europea. Es un método de fácil ejecución y alta eficacia.

Se introduce agua en el interior del intestino, la cual circula desde el recto, colon sigmoide, colon ascendente, colon transverso y colon descendente hasta el ciego, sin penetrar en el intestino delgado que está protegido contra el reflujo por la válvula íleocecal.

El agua ablanda las materias duras, así como los restos y células que pueden estar alojados en los pliegues intestinales o incrustados en las paredes, evacuándolos sin esfuerzo ni dolor alguno.

Esta evacuación se produce simultáneamente al ingreso del agua, cuando la dilatación de la pared intestinal genera el estímulo adecuado.

Durante la irrigación, el terapeuta realiza masajes en la pared abdominal para disolver cólicos, burbujas de gases y concreciones fecales inmovilizadas.

La eliminación de desechos orgánicos tiene correlación con la eliminación de desechos psíquicos, durante el tratamiento también puede producirse la descarga de emociones reprimidas.

Conocer la manera de conservar el intestino sano y en buenas condiciones es el mejor camino tanto para recuperar como para mantener el estado de salud y la vitalidad.

Dra. Verónica Crosetti
Médica M.P.27750/7