flores-de-bachEl alivio que ayuda a enfrentar los problemas con un mayor fortalecimiento emocional. Sepa en qué consiste este método.

Ciertas especies de flores silvestres, cuando son recogidas en determinado momento de su ciclo y preparadas por un método sencillo trabajan para restablecer el equilibrio psicológico y emocional, previniendo posteriores complicaciones físicas. A diferencia de las drogas utilizadas en medicina, no provocan efectos colaterales y son naturales.

Investigadores de todo el mundo, ayudados por la bioquímica, inmunología y neuroquímica, han realizado valiosos estudios científicos en importantes Universidades, Hospitales y Laboratorios, relacionando claramente el estrés mental y emocional como un factor primordial en casi todos los desórdenes físicos. Demuestran que las emociones, actuando a través del cerebro, pueden afectar el funcionamiento del Sistema Nervioso, los niveles hormonales y las respuestas inmunológicas, cambiando en consecuencia la susceptibilidad de una persona a las enfermedades orgánicas.

A principios de los años ”30, el renombrado médico y científico inglés doctor Edward Bach descubrió que muchas de las enfermedades de sus pacientes estaban directamente relacionados con los diversos estados mentales negativos de los mismos. Por ejemplo, que la ansiedad, los pensamientos cargados de preocupación, e inclusive, la falta de confianza, deprimían tanto la vitalidad del individuo, que el cuerpo perdía su resistencia natural y se volvía vulnerable a infecciones y otras enfermedades.

Las afecciones requerían de un tratamiento más completo: “devolver a uno mismo la armonía, el equilibrio, requiere el desarrollo de un Amor positivo y natural”- solía decir el doctor Edward Bach. “Tratar meramente la enfermedad no elimina la raíz del problema”- afirmaba. Eliminó aquellas que resultaran tóxicas o producían efectos colaterales, y descubrió treinta y ocho flores y preparados especiales, los cuales resultaron efectivos en equilibrar positivamente y aliviar un amplio rango de “lesiones” emocionales y mentales.

Afirmó que los Remedios Florales eran completamente seguros y que requerían de mínimas dosis para ser efectivos. Se comprobó que no interferían ni eran afectados por ninguna otra forma de medicación que pudiera haber sido recetada a una persona. Ante el caso de un uso inadecuado, sólo pueden manifestar falta de efectividad sin peligro de consecuencia alguna, y si son tomados en exceso, no causan daño. Todos están libres de aditivos adicionales.

Cada Remedio Floral del doctor Bach contiene la esencia de una flor en un pequeño porcentaje de alcohol para prevenir su descomposición. Los treinta y ocho Remedios están oficialmente reconocidos como Medicinas Homeopáticas y, están listados en la homeopatía de los Estados Unidos.